domingo, 16 de septiembre de 2007

¿Por qué demonios no elegí la pastilla azul?

Pues no, no es de Matrix de lo que vamos a hablar, sino de una obra precursora. Y pese a lo que digan sus productores (los de Matrix), no me estoy refiriendo a Ghost in the shell, película por lo demás muy recomendable. No, las ideas de una red global de ordenadores y de una realidad paralela llamada ciberespacio son anteriores, en lo que a literatura se refiere.

Anticipándose al filme de los hermanos Cohen (1999) y al animé de Mamoru Oshii (1995), el escritor canadiense de ciencia ficción William Gibson es considerado el padre del cyberpunk. En su obra debut, Neuromante, publicada en 1984, inventó el término “ciberespacio” para referirse a la realidad alternativa generada por los ordenadores. En este caso, la matriz está más cercana a la realidad virtual y a la Matrix que hemos visto en el cine, que a los avatares de andar por casa a los que estamos acostumbrados para entrar en el messenger.

Fue esta novela la que escogimos para inaugurar la temporada verano 2007 de Un Día en la Vida. En nuestro primer programa de agosto (de una serie de cuatro, como ya sabéis) hablamos de este autor y nos centramos en su primera novela, que fue galardonada con la llamada “triple corona de la ciencia ficción”, es decir, los premios Hugo, Nébula, y Phillip K. Dick. También mencionamos su segunda novela, Conde cero, y que continúa en el universo pesimista iniciado en Neuromante. Estos dos títulos junto con su tercera novela, Monalisa acelerada, forman la “trilogía del Sprawl”.

El universo creado por Gibson es descorazonadoramente real por lo acertado de muchas de sus “predicciones”. Mucho antes de que nos flipásemos con los PC’s y las cuentas de correo electrónico, el canadiense habló de una red global, una realidad virtual, los hackers, etc. También podemos observar un futuro nada aséptico (todo blanco y nuevecito) sino por el contrario un mundo en el que la tecnología de contrabando, la piratería o las clínicas ilegales (en este caso, para realizar implantes biónicos) son la alternativa para los ansiosos consumidores que no pueden conseguir lo que ya entienden como imprescindible a fuerza de que lo pretendan vender las corporaciones. Corporaciones que, por cierto, ostentan tanto poder como las tradicionales naciones estado.

Nuestro programa sufrió un improvisado cambio de horario de última hora debido a la cagada de nuestra compañera, que programó una entrevista justo a la hora que emitimos. Y nos enteramos de casualidad, puesto que tuvimos que acudir por la mañana a solventar una duda técnica. En cualquier caso, tuvimos que anticipar una hora la emisión de UDELV, y pelearnos con los diez minutos de informativos hasta poder entrar. En la entrada hacemos un par de maliciosas alusiones al respecto. Sí, somos pueriles, pero de alguna forma teníamos que desahogarnos ¿no?

Además del tradicional Vida y milagros, con William Gibson, tuvimos nuestra sección de noticias, con la espontaneidad que nos caracteriza. En el programa que nos ocupa tenemos las ya tradicionales perseidas, noticia que ha estado presente en los tres veranos que hemos emitido. Pero además de las lágrimas de San Lorenzo, tenemos perlas como estas: una mujer tuvo alojado un lápiz en la cabeza durante más de cuarenta años; un niño mete la cabeza en un váter infantil y se queda atascado; y otras curiosidades.

En el Érase que se era, que no ha tenido mucha presencia este verano, contamos nuevamente con un relato de nuestro ya habitual (hay que ponerlo en nómina) Pelayo Mariño, alias Dante. La dama de la blanca luna es la historia que escogí, y de la que leí una parte, algo menos de la mitad, eso sí a una velocidad mayor de la que hubiera deseado (y por tanto con más tropiezos), pues tenía ya a mi estimada compañera haciéndome señas de que era la hora de la entrevista.

Salvo estos detalles, el programa de William Gibson supuso la celebración del segundo aniversario de UDELV, algo de lo que estamos muy orgullosos, y también el primer aniversario del programa sobre Victoria Francés, que fue la emisión con la que empezamos a meter el pie en el ciberespacio. Soltura en los mandos y algo de nervios por el regreso, pero una gran química entre David y yo en cuatro archivos que ocupan algo más de 50 minutos. Se nota que ya llevamos tiempo en esto.

Os dejo con los datos de los libros comentados. Ya sabéis que podéis enviar comentarios, dudas, sugerencias, peticiones e insultos varios a estas direcciones de correo:

undiaenlavida@gmail.com

mighty_eldarion@hotmail.com

Saludos. Y ahora, los libros:

Neuromante

  • Título original: Neuromancer.
  • Autor: Willian Gibson. © 1984
  • Edición comentada: Minotauro Rústica. 13ª reimpresión. 2000
  • 320 páginas aprox.
  • Precio: 15€ aprox. la edición normal. 8,50€ aprox. la edición de bolsillo.
Conde cero
  • Título original: Count Zero
  • Autor: William Gibson © 1986. Segunda parte de la Sprawl Trilogy. La 3ª es Mona Lisa acelerada (1988)
  • Edición comentada: Minotauro, colección Autores (bolsillo). 8,50€
  • Formato bolsillo. 356 págs.

6 impertinencias.:

Madhatter dijo...

Gracias por la nueva entrada y las reseñas de los libros además de la publicación del programa UDELV.

Alfredo M. Pacheco dijo...

Gracias a ti por tu interés. Es un placer tanto para mí como para David saber que ocasionalmente ganamos un nuevo fan. Es algo que nos motiva a continuar con nuestra labor.

Mis saludos

Madhatter dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog, y siento haber sido tan maleducada al no presentarme, soy como dice David, la hermana de Viento. jejeje, vamos que soy la que educó a la patatilla antes de que llegara hasta sus manos.
Un saludo.

Madhatter dijo...

Siento la impertinencia siguiente, pero no consigo descargarme el último programa de UDELV, no sé si se trata de un fallo de red mío o la capacidad del servidor, pero no hay manera..

Nexus dijo...

Por fin tengo algo de tiempo libre para escuchar el programa. Esta noche lo hare tranquila y te dejare mi opinion. Siento tardar tanto pero ando muy ocupada ultimamente.

Nexus dijo...

Siempre aprendiendo algo nuevo que despierta mi curiosidad. Me parece sorprendente la biografia del autor y el libro en si. Tendre que buscarlo, aunque no sea mucho de ciencia ficcion, pero por si solo y por la curiosidad lo leere.

En el informativo insolito me ha encantado esa parte de las perseidas. No lo sabia y el proximo año voy a tener que estar atenta. Debe de ser precioso verlas. Y lo del lapiz mas que curioso parece casi imposible. Tipica broma de Los Simpsons que acaba por ser real. Ya dicen que la realidad supera a la ficion.

Mis felicitaciones a Pelayo. Sus historias y escritos tienen un talento envidiable.

Y apra vosotros animo. Cada dia cogeis mas experiencia y eso se nota. Todos los oyentes os lo agradecemos y sobretodo el trabajo que haces aqui, en el blog Alfredo. Cuidaos ambos y saludos.

P.D: Eso de insultos e impertinencias no queda muy apropiado jaja.