domingo, 13 de mayo de 2007

La ciudad de los prodigios

Eduardo Mendoza fue el protagonista de la sección Vida y Milagros del último UDELV que hemos emitido hasta la fecha. El programa se grabó el primero de mayo por la tarde, aprovechando como siempre un día en que no había emisión en directo, y se emitió el jueves día 10.

El autor catalán nació en Barcelona en 1943 y tras estudiar derecho trabajó como abogado, para más tarde trasladarse a Nueva York, donde ejerció de intérprete de la ONU. Ha residido en esta ciudad varios años, e incluso a su vuelta sigue dedicando unos seis meses al año a su labor en la traducción simultánea para diferentes instituciones internacionales.

La fama le llegó con su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta (titulada originalmente Los soldados de Cataluña), aparecida en 1975, unos meses antes de la muerte de Franco. Pese a los recelos de la censura del dictador al ser publicada, ya que narra las luchas sindicales de la Barcelona de principios del siglo XX, al llegar el fin del régimen se convierte en una novela pionera del cambio que va a realizar España en esos años.

Mendoza siempre ha tenido muy presente su ciudad natal en sus novelas, y en ellas ha hecho un análisis interesante e irónico de la forma de ser del pueblo catalán. No en vano, cultiva una mezcla de géneros en sus obras, en las que la parodia y la sátira se infiltran a lo largo de todo el texto. Buenos ejemplos son El misterio de la cripta embrujada (1979), donde la novela negra se fusiona con la parodia, y El laberinto de las aceitunas (1982), que tiene el mismo protagonista: Ceferino, un amago de detective cliente de un psiquiátrico.

La novela que comentamos en UDELV fue La ciudad de los prodigios (1986), quizá su obra más ambiciosa y aplaudida. Por desgracia, el entusiasmo hizo que nos pasásemos de tiempo y no pudimos comentar Sin noticias de Gurb (1991), historia de un extraterrestre que busca a su compañero de tripulación en la Barcelona preolímpica, viviendo todo tipo de situaciones disparatadas.

Respecto a la novela que nos ocupa, narra la historia de la ciudad condal durante el periodo comprendido entre las exposiciones universales de 1888 y 1929. Aquí hago un inciso, y es que en los años 1929-1930, Sevilla celebró una exposición iberoamericana, por lo que algún lector podría haberse extrañado al leer lo anterior. Pues bien, en 1887 llega a Barcelona un muchacho procedente de la Cataluña rural, Onofre Bouvila, con la intención de ganar dinero. Este joven, con apenas 13 años cuando llega, empieza trabajando como repartidor de panfletos anarquistas o como vendedor de crecepelo. Poco a poco se adentra en el mundo delictivo y va ascendiendo hasta convertirse en un importante e influyente empresario. En la época mágica que le tocó vivir, Barcelona experimentó un enorme auge, y se dice que la ciudad volvió a la decadencia cuando Onofre Bouvila desapareció de ella durante la exposición de 1929.

Onofre es una suerte de pícaro moderno, aunque con mayor fortuna que otros arquetipos del género como los que pudieran verse en El Buscón, de Quevedo, o en El Lazarillo de Tormes. Este personaje, inocente al principio, se convierte en un hombre frío e implacable capaz de utilizar a cualquier persona a fin de lograr sus objetivos.

Mediante este personaje principal, Mendoza nos conduce por una época y un lugar fascinantes, donde los hechos históricos se confunden con la memoria popular. En ocasiones, el autor introduce pasajes “históricos” deliberadamente falsos, que a los lectores poco familiarizados con la historia de esta ciudad les pueden parecer tan verdaderos como cualquier otro hecho fidedigno. A lo largo de sus siete capítulos, divididos en subcapítulos más pequeños, descubrimos por qué a Barcelona se la conoció en una época como La ciudad de los prodigios. Una novela de intrigas, amores y desamores, deseo, codicia y humor, donde quizá su única pega son las constantes explicaciones sobre la ciudad, sus calles y sus personajes, que pueden ralentizar el avance de la trama.

Además de la sección Vida y Milagros, en el informativo del programa hablamos de hazañas como la de un piloto ciego que voló en avión de Inglaterra a Australia, la existencia de un kit para coche que permite alimentarlo con aceite usado, o la encuesta que revela cuál es el sonido más molesto para los internautas (y no es la voz de Carmen Hornillos). Sin canción de separación, terminamos con un Érase que se era muy especial en el que repasamos las novedades que han ido sacando autores que ya hemos comentado en UDELV, puesto que muchos de estos autores son contemporáneos… y bueno, uno de ellos encima sigue publicando después de muerto: no es otro que Tolkien.

Un programa en el que contamos con la presencia de Antonio Romero, habitual de Infantes F.M., donde la frescura, la espontaneidad y el buen humor alcanzaron límites nunca oídos antes en este programa. Prueba de ello es que UDELV, que de ordinario dura 60 minutos, alcanzó en esta emisión los 68, y eso que prescindimos de una canción. Los archivos que se incluyen en el zip tienen una duración de 55 minutos. Así que esta vez, atracón de cultura y curiosidades.

Para los interesados en el libro, dejo aquí una pequeña ficha bibliográfica. Espero vuestros comentarios y vuestras descargas, y os animo a que dejéis los archivos ZIP de UDELV en un directorio compartido de eMule como hago yo. Ya sabéis que si tenéis cualquier duda, comentario, insulto en general, etc, podéis escribirme a

mighty_eldarion@hotmail.com

Hasta la próxima semana. Os dejo la ficha.

  • autor: Eduardo Mendoza. © 1986
  • editorial Seix Barral, Barcelona, 1986.
  • edición comentada: Seix Barral, Biblioteca Eduardo Mendoza, 2ª ed. 1999 13,5 x 23,5 cm. 575 páginas. Tapa blanda. 20 € (en Biblioteca Breve)
  • otras ediciones.
  • · Espasa, colección Austral. 544 pags, formato bolsillo. 9,95
  • · Booklet, biblioteca Eduardo Mendoza, formato bolsillo, 8,85€

2 impertinencias.:

Nexus dijo...

Saludos. Un nuevo programa lleno d sorpresas. S agradece la largura d este ya q la compañia q otorgan resulta mas q amena y querida. El analisis sobre la obra de Eduardo Mendoza m parecio interesante y recorde muchos pasajes de La ciudad de los prodigios, Sin noticias de Gurb y El misterio de la cripta embrujada en el q con tanta maestria este autor ha dejado su huella. Para quienes esten en estos momentos cursando estudios les habra venido de perlas para completarlos. Mucha alegria y calor ha habido en la grabacion del programa q s traduce en un dialogo natural lleno d pequeñas bromas perspicaces. La propuesta final en el q habeis cambiado x las novedades literarias d los autores q habeis analizado m ha llamado la atencion y m parece una forma d cambiar y darle un nuevo toque al programa y mi sugerencia, si es posible, seria la de ahondar en las novedades mas llamativas. Bravo x los tres (esta vez habeis tenido un invitado q aun en sus breves dialogos ha hablado certeramente) xq conseguis arrancar sonrisas. Gracias x hacerme sonreir en la medianoche vacia. Cuidaos. Hasta proxima entrada.

gorgue dijo...

No he tenido el placer de leer la ciudad de los pordigios pero como todo lo que hace Eduardo Mendoza tiene que ser un gran libro. Tengo preparadito para este verano Mauricio o las Elecciones Primarias, galardonado con el premio planeta si no recuerdo mal. Aprovecho para recomendar también a quién no lo halla leído El Misterio de la Cripta Embrujada, El Laberinto de las Aceitunas y La Aventura del Tocador de señoras. Tres obras con las que se pasan muy buenos momentos.
Un saludo desde la ciudad del Betis a la que estáis siempre invitados.