domingo, 28 de enero de 2007

Arrancando

La opinión es como la raja del culo: cada uno tiene la suya.

— Larry Flint.

A lo que yo añadiré:

  • Algunas se parecen, aunque cada una es única.
  • La gran mayoría de ellas no me interesan en absoluto.
  • Quien quiera conocer la mía, que me lo diga.

Hola, me llamo Alfredo, y este es mi blog. Mi raja del culo, si lo queréis ver así.

¿Qué interés puede tener entonces para vosotros mi raja del… perdón, mi blog? Pues a lo mejor no demasiado. Esto es otro blog más. Estoy cansado de la autopropaganda. No tengo ganas ni fuerzas para ponerme a hacer ahora una de esas autopresentaciones estupendísimas, para venderme a mí mismo intentando demostrar que este sitio es único, original y todas esas pamplinas. De hecho, seguramente este blog no me llamaría la atención si no fuera mío, y lo visitaría únicamente porque me lo habría pedido algún amigo. De la misma forma, los primeros visitantes de esta página serán amigos, familiares y conocidos que a los que he engañado y me están haciendo un favor.

¿Por qué he hecho este blog entonces? Bueno, a pesar de todo lo referido más arriba sobre las opiniones, a todos nos encanta dar la nuestra, y yo no soy una excepción. Y aquí tengo un lugar donde expresar las mías, sin importarme si las lee alguien o no, o si le interesan lo más mínimo o está de acuerdo con ellas.

De entre todos los méritos que podría poner en mis datos personales (arriba a la derecha) para parecer alguien importante, voy a quedarme con dos aspectos, ya que serán los únicos relevantes en esta página.

El primero es que en 2002 publiqué una novela juvenil, autofinanciada, titulada Vade Retro! La ascensión del caído. Tras este título pretencioso y petulante hay una historia no muy brillante que vendió la friolera de un centenar de ejemplares (tiembla, ganador del Planeta) y que me hizo perder dinero. La historia tiene su continuación, pero me es imposible editarla (ya lo contaré con más detalle), y la distribuyo en formato PDF.

El segundo de mis grandes méritos es presentar un programa de radio en una emisora local junto con un buen amigo. Es un programa cultural donde hablamos de autores, libros, damos noticias curiosas… y en definitiva hacemos lo que nos apetece. El espacio, gracias a inernet, ha conseguido algunos seguidores fuera de su limitado ámbito de difusión.

Estos dos contenidos han sido los principales protagonistas de mi anterior blog, del que tenéis un link arriba, en la sección botón izquierdo. Y este nuevo cuaderno es un heredero directo de él, donde se podrán descargar, en la sección botón derecho los contenidos que había allí o otros nuevos que vayan llegando.

No sé cómo evolucionará este sitio. El anterior iba a ser sobre las novelas y acabó siendo sobre los programas. Y aunque arriba me he negado a hacerle propaganda al blog, sí que puedo deciros qué NO vais a encotrar.

- Este no es el típico espacio del messenger de niñas que ponen sin ton ni son cualquier cosa que les gusta, que les llama la atención, en un mosaico caótico: que si música, juegos, películas, o los vídeos más estúpidos y de peor gusto del Youtube. Tampoco me gustan las fotos: aquí no veréis 20000 instantáneas de mi último viaje al bar de la esquina conmigo de protagonista haciendo el payaso.

- Aunque voy a hablar de cultura, tengo los pies en la tierra. Los autores que escojo y comento lo hago desde una perspectiva rigurosa, valorando su importancia en el panorama cultural y sin dejarme llevar por modas pasajeras ni por códigos, sombras etéreas o alquimistas charlatanes, ni porque haya mojado la ropa interior leyendo el último superventas. Y de todas formas, este es mi blog, y ya sabéis el chiste: “el gato es mío…”

- Que quede claro que éste no es, bajo ningún concepto, un blog comercial. Ya sé que hablar de autores y libros camina peligrosamente por la delgada línea que separa la información y la recomendación de la vil publicidad encubierta. Pero repito, aquí se hablan de los autores que me vienen en gana, nadie me paga para hablar de unos u otros, y además bien me cuido de procurar una selección equilibrada, alternando clásicos y contemporáneos, nacionales y extranjeros.

Bien, después de esto seguro que habré perdido a un par de amigos, que se habrán sentido aludidos con los puntos anteriores y correrán a borrarme de sus agendas. Mirad cómo lloro de pena. Pero si a pesar de todo queréis continuar leyendo y escuchar lo que tengo que deciros, os espero aquí a razón de una nueva entrada cada semana, más o menos, al menos mientras tenga contenidos del antiguo blog que trasladar aquí. Y si no, pues nada, yo voy a seguir escribiendo igua.

Por cierto. Sí, soy un borde. Pero ya lo era antes de que saliesen el Dr. House y Risto el de O.T. por la tele. Acostumbraos.

Hasta la próxima

Afredo M. Pacheco

mighty_eldarion@hotmail.com

8 impertinencias.:

Anónimo dijo...

¡Hola!

Me alegro que hayas inaugurado este nuevo rincón. Es un placer para mí incorporarme aquí a través de mis comentarios, y deseo de todo corazón que este nuevo proyecto te traiga mucho éxito y difusión.

Me marcho, voy a leer un poco más de Vade Retro!

Besos,

Flor =)

meiga borracha dijo...

Bueno, eso de que no vas a poner las 2000 instantáneas de tu ultimo viaje al bar de la esquina me ha dolido en el alma. ¡Que no me entere yo de que vas al bar de la esquina! Cerve for ever. Alli te queremos... y lo sabes.
¡Ah! y la única que hace el payaso es caperucita roja, jejeje.
Mil besos.

Pacheco dijo...

Dios, brother, si te leyeran aquí en mi oficina, sabrían que eres mi hermano...
¡¡¡Que borde, qué grande!!!
Basta de estúpidas hipocresías a las que la gente llama educación.
Lo importante es tener estilo, y saber con quién y cuando puedes permitirte el lujo de ser borde. La verdad duele, pero ten en cuenta que es un cuchillo de dos filos.
Pero no quiero hacer de hermano mayor. Me gusta tu estilo, me gusta lo que haces. Y cuando tenga que darte una colleja, sabes que te la daré :)
Un abrazo, my brother, y otro para todos los demás.

Jorge L. dijo...

Hola!
Aqui todo el mundo te felicita, así que me voy a empezar tocandote la moral .... ¿Por qué has cogido un nombre tan largo para el blog?

La verdad solo es un arma de doble filo si tienes algo que ocultar.

Saludos, suerte, que la fuerza te acompañe.... y todas esas cosas que dice la gente normal.

rubio dijo...

Los que te conocemos sabemos lo borde que puedes llegar a ser y más todavía.

Sacar las fotos del bar no sería buena idea, pero contar las aventuras de antaño en sitios como el Tiju o El DePaso con personajes como "el indeseable" o el kalamar daría, sin ánimo de ofender, más de sí que los Vade Retro. Eso seguro.
Suerte y acuérdate que tenemos algo pendiente.

Raquel y Patricio dijo...

Acabamos de ver tu nuevo blog, nos ha gustado mucho esta nuevo proyecto. El cual seguiremos visitando para ver como lo llevas. Besos para todos.

jorgete dijo...

Buenas!:
Me alegra mucho saber de ti por aquí, la primera entrada del blog me ha gustado mucho, así qeu no cambies. Gracias a mi hermano David por poner la dirección. Por si te apetece, te paso la dirección de mi blog que es www.espacioblog.com/cuadernodejorge
Un abrazo y a ver si coincidimos pronto como aquella vez en Madrid pero más tiempo!

LORE dijo...

Corazón, opino como tú, que a todos nos gusta exponer nuestra opinión, así que ahí va la mía. Un bog no deja de ser, en muchos aspectos, una oportunidada para vaciar la mente y hacer terapia colectiva, y cuesta menos que un psicólogo. Yo también tengo uno, aunque escribo en catalán, y hablo de lo que me apetece ese día. También cuelgo mis relatos, que ya han ganado algún que otro fan, y eso me halaga. Ya que sé que nunca publicaré, al menos me gusta compartir mi obra. A partir de hoy tienes una lectora más aquí. te quiere, LORE.
PD. No eres borde, eres géminis (como yo), joder! Y así es como nos gustas a tus amigos, así que no cambies.